ramon casas poster
ramon casas posterAMBIENTE RAMON CASASramon casas posterramon casas poster

Ramon Casas

Póster homenaje al cuadro “Ramon Casas velocipedista” (1889) de Santiago Rusiñol. Un joven Ramon Casas, el primer hipster de Barcelona, con su fixie (una de las primeras safety bikes, la madre de la bicicleta moderna), mirando a la “cámara” de su BFF.

  • 58 x 100 cm
  • Impresión calidad Premium – UVI, tintas metalizadas y barnizado
  • Papel Sybol Matt Pluss 170 gramos/m2 de Fedrigoni
  • Papel ECF respetuoso con el medio ambiente con certificado FSC

65,00€

En stock

Categoría:

SOBRE EL POSTER

Aprovechando que 2016 es el año Ramon Casas (150º aniversario de su nacimiento), este póster quiere homenajear al artista y su legado. Dibujante, pintor, ilustrador y cartelista, Ramon Casas es, probablemente, el artista más grande que Barcelona ha dado al mundo. Revisitamos el retrato que le hizo su amigo Santiago Rusiñol (“Ramon Casas velocipedista”, 1889) y hacemos revivir la escena, el personaje y el momento. El retrato nos muestra a un joven Casas de 23 años con su bicicleta, una de las primeras safety bicycles que hubo en España. Es conocida la afición de Casas por la automoción. Las bicicletas y luego los automóviles fueron una de sus pasiones. Hemos de pensar que en ese momento la automoción era un signo de estatus para la burguesía, una afición muy elitista totalmente popularizada hoy en día.

La composición del cuadro es especialmente moderna: encuadre fotográfico, punto de vista ligeramente picado, bicicleta cortada… Este es un cuadro típico del modernismo catalán y barcelonés por el tema, el tratamiento y el retrato social que nos hacen revivir este periodo artístico tan ligado a la identidad cultural de Barcelona. Vemos a un Casas en una cierta actitud de “postureo” de la época. Un joven burgués posando estiloso con su bicicleta. Nos sugiere una serie de hashtags que describirían a este joven personaje: #hipster, #swag, #estilo… seguramente fue el primero de los #modernos en Barcelona. Está todo inventado.

El modelo de bicicleta que figura en el cuadro es la safety bicycle, modelo precursor de la bicicleta moderna que todos conocemos hoy. Desde la safety no han habido innovaciones radicales en el diseño de bicicletas, solo mejoras técnicas, pero el concepto de bicicleta es el mismo. En ese momento fue una novedad: altura del asiento reducida, dos ruedas del mismo tamaño y tracción a la rueda trasera la hacían completamente diferente a todo lo que se había visto hasta el momento. Especialmente diferentes a las penny farthings (o velocípedos: bicicletas con tracción delantera y proporciones de rueda y asiento muy diferentes), de aquí el nombre de safety bicycle: se reducen drásticamente los accidentes y consecuencias fatales de las caídas desde tanta altura, especialmente dramáticas a ciertas velocidades (no solo para el conductor si no incluso para los peatones). Hoy en día este atributo (safety) es irrelevante y se da por sentado en la bicicleta pero este era el argumento de marketing para introducir el nuevo modelo de bicicleta en el mercado. En el modelo concreto de Casas, observamos reposa pies para mejorar la estabilidad en descensos, aún incluso, sabemos que Casas tuvo más de uno y de dos tortazos con lesiones severas incluidas… quizás por este motivo acabó cambiando la bicicleta por el automóvil.

Encontraréis el efecto WOW escaneando vuestro póster y viendo como la escena cobra vida. El legado de Casas no morirá nunca ya que su obra fue muy extensa y se encuentra muy bien conservada en diferentes museos y puntos clave de su vida. En Wöwster queremos contribuir a que Ramon Casas siempre esté vivo en nuestro imaginario, y en nuestro salón, de una manera novedosa, tecnológica y moderna, como a él le gustaba.

SOBRE EL ARTISTA: Santiago Rusiñol

Este póster es un homenaje a Ramon Casas y al hombre “detrás de la cámara”, Santiago Rusiñol. Uno de los líderes del Modernismo en Cataluña. Escritor, periodista, dramaturgo, pintor y coleccionista. Muy prolífico en todos los ámbitos, un hombre del Renacimiento en la época del Modernismo. Es conocida su amistad con Casas y sus numerosas aventuras y colaboraciones profesionales que vivieron en París, Barcelona, Sitges y más allá. Una de éstas fue la colaboración para la Vanguardia “De Vich a Barcelona en bicicleta” donde hacían crónica de sus aventuras con el nuevo artefacto por el territorio catalán. Casas dió algunas clases de conducción de bicicleta a Rusiñol y quizás este retrato fue una forma de pago.

DESCARGAR

Descárgate la APP de WÖWSTER